Una prueba de paternidad se realiza mediante la comparación del perfil genético del supuesto padre y del supuesto hijo, sin embargo ¿Qué ocurre si no se cuenta con la muestra biológica del supuesto padre?

Nuestro ADN permite relacionarnos de manera inequívoca con los miembros de nuestra familia, lo que nos brinda la posibilidad de recurrir a ello de acuerdo a la particularidad del asunto y a la disponibilidad de los integrantes de la familia por vía paterna, de acuerdo a lo siguiente:

Prueba de Abuelidad paterna. El 50% de nuestro ADN fue heredado por vía paterna y el otro 50% vía materna, de igual manera ocurre con nuestros abuelos paternos de tal suerte que al contar con sus perfiles genéticos más el de la madre biológica, es posible identificar la parte del genotipo que debió heredar el padre. Una vez identificados los alelos paternos, se relacionan estadísticamente con el genotipo de los abuelos para finalmente concluir si existe o no un vínculo.

Prueba de Hermandad. En este contexto pueden presentarse dos situaciones: (1) que los hermanos sean hijos del mismo padre pero de diferente madre o (2) que compartan ambos progenitores. En ambas situaciones se requiere obtener el perfil genético de la madre o las madres biológicas, así como de los presuntos hermanos. Es importante señalar que si existe más de un presunto hermano por vía paterna, se deberá incluir ya que esto generará mayor información genética para el análisis. Al contar con los perfiles genéticos ya señalados, para cada presunto hermano se realiza la identificación de material genético heredado por vía paterna para establecer finalmente el análisis estadístico y resolver si existe o no un vínculo.

Linaje paterno. Los cromosomas “X”, “Y” son los determinantes del sexo y en conjunto se los denomina cromosomas sexuales. Las mujeres poseen dos cromosomas X (XX), mientras que los hombres tienen un cromosoma X y otro Y (XY). El cromosoma Y es transmitido de padre a hijo relativamente sin cambios a través de varias generaciones, es por ello que los hombres que estén relacionados a través de sus padres  tendrán el mismo perfil para el cromosoma Y. Si bien, esta prueba nos informa la pertenencia a la misma línea paterna, no nos confirma la paternidad en relación a un presunto padre de quien se desconoce la información genética.

Análisis Cromosoma X. La mujer posee dos cromosomas “X”, uno heredado por su madre y el otro por su padre de tal suerte que  al contar con la información genética de la madre, mediante la prueba del cromosoma X se puede determinar el parentesco biológico a través del rastreo de los linajes paternos del cromosoma X entre dos presuntas hermanas, para determinar si  comparten el mismo padre. En caso de que la prueba se realice entre dos posibles medias hermanas, se precisa incluir la muestra de las madres biológicas en el análisis.

Análisis de muestras forenses. En casos particulares en los que el padre ha perecido, es posible obtener ADN de restos humanos obtenidos a partir de  un proceso de exhumación; el ADN se logra extraer de muestras óseas tales como arco costal o fémur aunque  comúnmente las piezas molares resultan idóneas por su estructura hermética ya que brinda un excelente medio de conservación para el material genético. Una vez obtenida la información genética del presunto padre, es posible realizar la comparación respecto al perfil genético del presunto hijo y concluir si existe o no una relación biológica del tipo paternidad.

El resultado de una análisis de paternidad se reporta como una probabilidad de parentesco y su valor puede ser hasta del 99.9999% o incluso superior en los casos en los que se cuenta con la muestra del presunto padre, presunto hijo y madre biológica; sin embargo cuando no es posible obtener la muestra del presunto padre y se desea establecer si existe o no un vínculo por vía paterna, se emplea alguno análisis genético alterno que incluya a familiares cuyo parentesco sea por parte del presunto padre, por ejemplo una prueba de abuelidad o hermandad. En este tipo de situaciones, el resultado se reporta de igual manera como una probabilidad de parentesco por vía paterna, sin embargo su valor puede verse ligeramente mermado en comparación  de los casos comunes en los que si se cuenta con el perfil genético del presunto padre.

En el Laboratorio LABOPREX contamos con especialistas altamente capacitados para resolver cualquier duda y brindarte la mejor asesoría.

LABOPREX es el único laboratorio en el Bajío que cuenta con los equipos especialistas en análisis genético, ello nos brinda la exclusividad de entregar resultados incluso en 24 horas.