¿CÓMO SE HACE UNA PRUEBA DE PATERNIDAD SI EL PADRE YA HA FALLECIDO?

Los avances en la Genética Forense van más allá día con día haciendo posible lo que algunas décadas atrás no lo parecía.

Dentro de los casos complejos para determinación filial tipo paternidad, se encuentra el caso del padre finado. En esta situación el perito debe valorar el material de análisis al que puede tener acceso de acuerdo a las siguientes cuestiones:

  1. ¿Existe material de análisis del padre finado, con aparente calidad para obtener un perfil genético?
  2. ¿El presunto hijo es femenino o masculino?
  3. ¿Es posible tomar material biológico de familiares tan cercanos como Madre Biológica, Hermanos legítimos del presunto(a) hijo(a), Abuelos Paternos, Tíos Paternos, Primos Paternos?

Una vez analizadas las cuestiones, es posible valorar el procedimiento técnico y científico a desarrollar por el perito.

PRESUNTO HIJO MASCULINO.

La técnica idónea para realizar  la prueba de paternidad es mediante un linaje paterno por cromosoma “Y” a partir de un familiar masculino del presunto padre que pertenezca a la misma línea paterna,  tal es el caso de un hermano legítimo, su padre o incluso un sobrino producto de su hermano legítimo. En circunstancias en las que se cuente con  la Madre Biológica y los Abuelos Paternos, este análisis genético precisa de complementar el resultado con un análisis de abuelidad por vía paterna a partir del ADN autosómico de estos familiares en relación al presunto hijo. En caso de no contar con hermanos o abuelos paternos, se recurrirá a los familiares más cercanos tantos como sea posible para incrementar el porcentaje de probabilidad de parentesco por vía paterna. De esta manera, el perito tiene la oportunidad de establecer una relación biológica tipo paternidad mediante un linaje paterno y mediante un análisis autosómico.

Si por alguna razón, únicamente se realizara el análisis del haplotipo “Y”, el perito deberá estar consciente de que su resultado de parentesco validará únicamente que el presunto hijo pertenece a la misma línea paterna que el sujeto de referencia  (tío, primo, abuelo), no obstante existe la posibilidad de que el sujeto de referencia en realidad pudiera ser el padre biológico, presentándose la necesidad de complementar dicha prueba con un análisis de ADN autosómico de familiares paternos.

PRESUNTO HIJO FEMENINO.

Es importante buscar como primera opción establecer un análisis de ADN autosómico que incluya la muestra biológica de los abuelos paternos y la madre biológica para comparar con la muestra de la menor la posible relación biológica tipo abuelidad por vía paterna. En caso de que la valoración estadística arroje un porcentaje poco evidente, el análisis puede ser complementado mediante Cromosoma “X”. Para este caso se requiere considerar la muestra de la madre biológica, la presunta hija y la abuela paterna. Debido a que la presunta hija está caracterizada con los cromosomas “X,X”, esta prueba se basa en establecer cual cromosoma “X” fue heredado por vía materna y el restante deberá coincidir con alguno de los cromosomas “X” de la presunta abuela paterna validando así la relación biológica tipo paternidad.

Es importante aclarar que lo anterior expuesto tiene la finalidad de proporcionar un breve panorama de todos los aspectos genéticos que el perito en materia de Genética debe de considerar para elegir la mejor opción de acuerdo a las circunstancias propias del caso a desarrollar.

Para mayor información, acércate y con gusto resolveremos tus dudas.

 

Yaquis Oriente #208

Colonia Bugambilias

León, Guanajuato

Tel. 01 (477) 711 41 01

WhatsApp 477 729 04 71

e-mail laboprex.s.c@gmail.com